Blogia

barbastroporlavida

Según un artículo de The Washington Times

El Instituto abortista Alan Guttmacher miente sobre las cifras de abortos en los países de Iberoamérica

El periódico estadounidense The Washington Times ha informado de que el Instituto abortista Alan Guttmacher (AGI), «infló» exageradamente los datos estadísticos del número de abortos en los países en vías de desarrollo e Iberoamérica. AGI es el «cerebro» de la organización abortista Planned Parenthood, principal impulsora de la legalización del aborto en el mundo.

 

(EWTN/Aci/InfoCatólica) En un artículo escrito por Janice Shaw Crouse, portavoz de Concerned Women for America, se señala que cuando se despenalizó el aborto en el Distrito Federal de México, el Instituto Guttmacher presentó en el año 2006 un estudio que aseguraba que se producían entre 725.000 y 1.025.000 abortos ilegales. Con la presión de estas cifras en el año 2007 se despenaliza el aborto.

La realidad es que en el año 2007 los abortos fueron 10.137, es decir, entre 70 y 100 veces menos que la cifra presentada un año antes por Guttmacher. En el año 2009 la cifra real de abortos legales en México D.F. fue de 12.221, sin embargo nuevamente el Instituto bautizado en honor a un famoso eugenesista, sobreestimó diez veces la cifra presentando un informe con 122.455 abortos legales.

En el año 2012 científicos colombianos también afirmaron que AGI inflaba las cifras de abortos en su país: AGI afirmaba en el 2008 que en Colombia se realizaron cuatrocientos mil abortos pero no pudo justificar cómo obtuvo esa número. Los científicos iberoamericanos, entre los que se encuentra el chileno Elard Koch, criticaron el estudio difundido por el instituto abortista y destacó que «toda la estimación se basa en números imaginarios subyacentes de opiniones», refiriéndose a los datos de los abortos en Colombia.

Para Crouse, AGI es el «cerebro» de la organización abortista Planned Parenthood, que es un principal impulsor de la legalización del aborto en el mundo. En Estados Unidos, AGI tiene credibilidad por la exactitud de sus investigaciones pero ahora su prestigio es cuestionado, no sólo por el excesivo aumento que hace a las cifras de abortos en Iberoamérica sino también por el método de investigación empleado para tal fin.

En países como Argentina, Brasil, Chile, México, Perú, Guatemala y República Dominicana, la metodología de AGI es observada con precaución por la sobrestimación que hace de las cifras que presenta sobre el número de abortos.

AGI y la OMS

El texto de Crouse muestra además cifras recopiladas de AGI y la Organización mundial para la Salud (OMS), comparadas por el investigador William Robert Johnston, quien realiza un trabajo de recolección de datos en los países donde el aborto está legalizado.

Johnston ha estimado el número de abortos en el mundo, según cifras de AGI y la OMS. De acuerdo a ellas sólo en 1995 se realizaron 45,6 millones de abortos, en el 2003 se indica que fueron 41,6 millones y 43.8 millones en el 2008, de las cuales el investigador solamente ha podido documentar 18, 15 y 16 millones respectivamente.

Sin necesidad de inflar las cifras de AGI, que de por sí son sorprendentes, Johnston señala que desde 1922 hasta el año 2012 hubo 907 millones de abortos –casi mil millones de seres humanos que no nacieron–, y se calcula que por mes se abortan 1.039.000 bebes en todo el mundo.

El aborto provocado es la eliminación o asesinato de un ser humano dentro del vientre de la madre. La doctrina católica y la ley natural coinciden en que nunca tiene justificación pues nadie tiene derecho a decidir sobre la vida de otra persona, menos la de los más débiles e inocentes; los no nacidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nueva reforma de ley del aborto

Nueva reforma de ley del aborto

El ministro de justicia reciéntemente anunció la reforma de la ley del aborto.

En dicha reforma se elimina el supuesto de malformación del feto: Supuesto que afecta a niños tanto con deformaciones físicas, enfermedades congénitas y enfermedades celebrales.

Desde Barbastro por la vida, al igual qué las demás formaciones provida, asociaciones de niños con síndrome de Down y asociaciones similares damos la bienvenida a la reforma.El tiempo de los comunistas y su seleccióde niños para tener hombres perfectos debería haber pasado ya, al igual que se acabó con los nazis y la eugenésia. Aunque el gobierno pasado de Zapatero lo rescatase y la izquierda actual no quiera separarse de ello. Demostrando así su verdadera naturaleza.

Una naturaleza totalitaría y criminal, selectiva y destructora de los indefensos; cobarde con los fuertes y valiente con los débiles.

Pero la reforma no debería quedarse en la prohibición del supuesto.

Debe ir acompañada de una serie de medidas para que las mujeres embarazadas no se vean arrastradas al aborto y tampoco se las engañe para que lo realizen.

Se las debe dar apoyo socio económico y moral desde el primer momento ( el cuidado y educación de un niño con problemas es harto difícil para cualquier familia y áltamente costoso tanto económicamente cómo moralmente ), se las debe dar una ayuda para la crianza del hijo y su educación en centros educativos especiales, al igual que para las numerosas atenciones médicas que precisen.

Una reforma bienvenida y necesaria pero, debe ir junto a una ley de acompañamiento para que realmente sea efectiva.

Miedo, angustia, tristeza, dudas, confusión, desesperación e inseguridad. Éstos son algunos de los sentimientos que se apoderan de una mujer adolescente, parada o soltera cuando recibe la noticia de que está embarazada. Y es que la maternidad es una experiencia gratificante que muchas mujeres asumen felices, pero cuando se trata de un embarazo imprevisto o en el que las circunstancias no acompañan, la noticia puede no ser bien recibida. ¿Le podré dar todo lo que necesite?, ¿podré hacerme cargo sola?, son sólo algunas de las preguntas que se cuestionan las madres en un primer momento. Y en esta situación dudosa e insegura, una de las soluciones suele ser el aborto.

Precisamente, con el objetivo de ofrecer a las madres el apoyo y la compañía que necesitan en momentos complicados y situaciones difíciles, nace en 2009 la Asociación RedMadre. Un proyecto formado por personas voluntarias, que colaboran desinteresadamente con el único fin de ofrecer alternativas a las futuras madres para llevar a término su embarazo y demostrarles que hay vida más allá del aborto.

Con sólo una llamada al 689 67 26 72 la respuesta es inmediata las 24 horas del día. Una voz de aliento contesta para dar respuesta a todas las necesidades y dudas que invaden a la madre. Así lo explica Jennifer Orradre, una madre adolescente de 19 años que se dirigió a la asociación hace unos meses, después de dar a luz y cuando su hija tenía dos meses. Ella contaba con el apoyo y la ayuda de familiares y amigos, pero carecía de los recursos suficientes para atender todas las necesidades de su hija. Desde ese momento, RedMadre le facilita pañales, comida y un seguimiento continúo de su situación, “siempre están ahí, ofreciendo todo el apoyo y dispuestas a ayudar”, manifiesta Jennifer. De momento, esta joven zaragozana busca empleo y está dispuesta a ofrecer parte de su tiempo libre para ayudar a otras chicas que lo puedan necesitar. Emocionada y agradecida se siente en “deuda” con RedMadre por todo lo que le han aportado y lo único que quiere es ayudar como le han ayudado a ella.

El perfil de las personas que son atendidas es muy variado, desde niñas de 15 años hasta mujeres de 40 Foto: Susana Lahuerta
El perfil de las personas que son atendidas es muy variado, desde niñas de 15 años hasta mujeres de 40 Foto: Susana Lahuerta

En el otro lado y llevando las riendas de la asociación están las más de 40 personas, hombres y mujeres, como Rebeca Romero, Juana Tarragona o Marta Morer, la impulsora de esta iniciativa en la capital aragonesa. El perfil de todas ellas es muy variado, pero tienen factores en común: buen corazón y ganas de ayudar. Y las tres coinciden en que ser voluntarias es una experiencia muy gratificante que les ha ayudado a crecer interiormente como personas.

Cuando Marta Morer dio los primeros pasos en la creación de RedMadre no imaginaba que atenderían a tantas personas. Recuerda con la misma ilusión que el primer día cuando un grupo de matrimonios de Madrid les explicó, a ella y a su marido, los objetivos de esta iniciativa. Marta no lo dudó ni un solo momento y aceptó el reto de abrir la delegación de Zaragoza “sin saber cómo iba a evolucionar”, destaca. Ahora, echa la vista atrás y hace balance de los primeros años de andadura recordando a las más de 80 personas que atendidas.

Juana Tarragona se unió a RedMadre hace año y medio, descubrió la asociación a través de internet. Mira al futuro con ganas de hacer muchas cosas, entre sus propuestas está la iniciativa “Rescatadores”, que consiste en acudir a las clínicas de aborto para hablar con las madres y mostrarles otras alternativas. En el caso de Rebeca Romero tan sólo lleva un par de meses en la asociación y ofrece su tiempo libre y apoyo, por ejemplo, para acompañar a la persona embarazada al médico. Cuenta con su experiencia como madre soltera y aporta la fuerza y energía suficiente para demostrar que “se puede salir adelante y es una experiencia maravillosa”, explica.

Además, en RedMadre colabora un equipo de expertos entre los que se encuentran psicólogos, ginecólogos y psiquiatras que ofrecen la ayuda complementaria, por ejemplo, en el caso de aquellas personas que padecen el síndrome postaborto. Y es que el equipo de expertos y voluntarios debe estar bien formado porque encuentran casos muy dispares, desde niñas de 15 años hasta mujeres de 40. La mayoría de ellas están solas, atraviesan una situación complicada y tienen el deseo de llevar a término su embarazo.

Desde la asociación ofrecen ayuda y apoyo Foto: Susana Lahuerta
Desde la asociación ofrecen ayuda y apoyo Foto: Susana Lahuerta

Desde compañía, pasando por ropa y material, asistencia médica o trámites legales hasta comida es lo que ofrecen en RedMadre, que también trabaja con otras asociaciones como la Casa Cuna de Zaragoza o El Refugio con la gota de leche.

Además de seguir creciendo y ayudar cada día a más personas, entre los retos de RedMadre Zaragoza está abrir un punto de atención en Huesca y Teruel. También tienen previsto realizar distintas acciones que sirven para dar a conocer la asociación al mismo tiempo que para recaudar fondos. Entre ellas, mesas informativas y divulgativas, exposiciones fotográficas, obras de teatro o talleres. Todo con el objetivo de ayudar y acercarse a las personas que les puedan necesitar.

Extraido de www.aragondigital.es

Asesinados pero no olvidados

Asesinados pero no olvidados

El ayuntamiento de Roma (Italia) a creado El jardín de los Ángeles.

Un espacio situado en el cementerio Laurentino de dicha ciudad y dedicado a los niños no nacidos a causa del aborto.

El video situado en cima de esta entrada nos informa.

El sacrificio infantil en la América del siglo XXI

La Biblia Hebrea no es para los aprensivos. Y sus más duras maldiciones fueron sentenciadas a aquellos que practicaron la abominación del sacrificio infantil:

Así dice el salmista:

«Sacrificaron en honor de los demonios a sus hijos y a sus hijas; / derramaron sangre inocente, y la tierra quedó profanada. / Se mancharon con sus acciones y se prostituyeron con su mala conducta; / por eso el Señor se indignó contra su pueblo y abominó de su herencia. / … pero ellos se obstinaron en su actitud, y se hundieron más y más en su maldad.

(Salmo 106, 38-40, 43)

Y el profeta Ezequiel, al emitir la palabra de Dios dice:

«Más aún, tomaste a tus hijos y a tus hijas que tú me habías dado, y se los ofreciste para que los devoraran: ¿y no te bastaba eso que te corrompías? / No, pues degollaste a mis hijos y los entregaste para el sacrificio. / Por eso, levanté mi mano contra ti, reduje tu ración y te abandoné al capricho de tus enemigos.» (Ez 16, 20 - 21, 27)

Treinta y nueve años después de que [la sentencia del tribunal superior de EEUU] Roe Vs. Wade creo una licencia de aborto sin restricciones en los Estados Unidos, y durante la semana, cuando cientos de miles de norteamericanos rezan y marchan por la vida, todos deberían reflexionar estas palabras así como la clase de país al cual la Roe Vs. Wade derivó.

Se suponía que iba a ser un país en donde las mujeres fueron liberadas pero se convirtió en un país en donde las mujeres fueron aún mas víctimas de depredadores y de hombres sexualmente irresponsables, dejadas solas con sus «derechos» para encontrar un «solución» tecnológica al dilema de un embarazo no deseado. Se suponía que se convertiría en un país mas humano pero se convirtió en un país en el cual eruditos moralmente vulgarizados pueden describir como «extremo» y «rara» la respuesta llena de fe de la familia Santorum (Rick Santorum, político norteamericano, N. del T.) ante la pérdida de un recién nacido poco después del alumbramiento. Se suponía que sería un país con mayor igualdad pero se convirtió en un país en donde las fantasías de aquellos que creían que los EEUU eran para los protestantes blancos anglo-sajones, con énfasis en «blanco», se realizaron mas allá de las mas descabelladas fantasías de los mas locos racistas y eugenistas de la década de los 20’s.

Estas duras verdades han sido ocultadas muy frecuentemente, especialmente donde el aborto esta muy extendido. Por lo tanto, es de reconocer a la Fundación Chiaroscuro, con sede en Nueva York, que haya obligado al departamento de Saludo de la Ciudad de Nueva York a detallar por separado las estadísticas de aborto y embarazo en sus reportes anuales. Los números de 2010, recientemente publicados, harían palidecer tanto a Ezequiel como al Salmista.

De los 208,541 embarazos registrados en la ciudad de Nueva York, 83,750 fueron terminados por aborto: 4 de cada 10. Entre los negros no-hispanos, hubo 38,574 abortos y 26,635 nacidos vivos: Así, por cada 1,000 bebés afro-americanos nacidos, fueron abortados 1,448. Estos números fueron aún más escalofriantes entre las adolescentes negras no-hispanas: Por cada 1,000 bebés afro-americanos nacidos de madres adolescentes, 2,630 fueron abortados. La tasa general de aborto en adolescentes fue del 63% en una ciudad en donde el 16% de todos los embarazos fueron en adolescentes.

Nueva York no es toda Norteamérica, por supuesto. Ahora hay ánimo en varios frentes en la batalla por la vida. La tasa nacional de abortos se ha reducido en las últimas décadas. La ciencia ha reivindicado la posición pro-vida. La balanza de opinión pro-vida / pro-elección se ha inclinado, aunque ligeramente, a la causa por la vida. Es más probable que los jóvenes sean pro-vida que los envejecidos baby-boomers. Las regulaciones legisladas sobre la industria del aborto han sacado del negocio a clínicas en varios lugares.

Sin embargo, aún persiste el hecho de que EEUU es un país en donde casi uno de cada cuatro embarazos termina en la muerte violenta e intencional del niño por nacer. Y esta masacre de inocentes ha estado sucediendo, a menudo en porcentajes más altos, durante casi cuatro décadas.

Como el Salmista y Ezequiel nos han prevenido, alimentar a los demonios nos lleva inevitablemente a un terrible endurecimiento de la sensibilidad. Las advertencias del antiguo Israel sobre donde a donde lleva dicho endurecimiento valen la pena ser reflexionadas en este año electoral y, de hecho, en cualquier año.

Fuente: www.conoze.com

Original:http://www.firstthings.com/onthesquare/2012/01/child-sacrifice-in-21st-century-america

Un cementerio en Roma para los no nacidos

El Jardín de los Ángeles' es un homenaje a todos los niños que no nacieron víctimas de un aborto. "El proyecto quiere dar respuesta a los padres que tienen la necesidad de darles sepultura". El Jardín de los Ángeles. Así se llama el nuevo espacio que el Ayuntamiento de Roma ha creado en el cementerio Laurentino. Un área de 600 metros cuadrados que está dedicada a acoger las tumbas de los niños que nunca nacieron a causa de la interrupción del embarazo.

El proyecto está promovido por la consejería de Políticas Sociales del Ayuntamiento de Roma y por la empresa Ama, que se dedica a la recogida de residuos en los hospitales. La iniciativa tiene como finalidad ofrecer una sepultura a los fetos de abortos espontáneos o terapéuticos que no nacieron y que de otra manera serían considerados desperdicios para arrojar en los vertederos de los hospitales. Han dado luz verde a la iniciativa la teniente de alcalde de Roma, Sveva Belviso; el presidente de la empresa Ama, Piergiorgio Benvenuti; el presidente del municipio, Pasquale Calzzeta, y el vicepárroco de la iglesia San Romualdo Abbate, don Saju, que ha bendecido el Jardín de los Ángeles.

El nuevo espacio, un rectángulo de césped donde se han plantado camelias, está custodiado por la estatua de un ángel blanco, símbolo de la pureza. “El proyecto quiere dar una respuesta a los padres que no han podido ver nacer a su hijo, pero que tienen la necesidad de dar sepultura al feto”, afirma Sveva Belviso. Sepultar a los niños no nacidos no es una obligación ni se ha establecido como una ley, continúa explicando Belviso, sino que es una opción para los padres que deseen dar sepultura al niño no nacido.

La teniente de alcalde aclaró que este proyecto “no interfiere con la ley del aborto”, que en Italia permite la interrupción del embarazo antes de los 90 días de gestación; entre el cuarto y quinto mes, siempre que sea por problemas de naturaleza terapéutica; cuando corra peligro la vida de la madre o cuando se detecten malformaciones en el feto.

En Italia ya hay otras dos ciudades que cuentan con cementerios para sepultar fetos abortados. En Milán, en la región de Lombardía, al Norte del país transalpino, ya hay un camposanto para niños no nacidos desde hace tres años. La ciudad de Caserta, al Sur de Italia, en la región de la Campaña, también inauguró el pasado mes de julio un cementerio similar al romano. Una idea que partió de la asociación Defender la vida con María, y que recibió el apoyo del alcalde de la ciudad y del obispo de la diócesis.

Las lápidas del Jardín de los Ángeles serán todas iguales, de color blanco, pero cada una tendrá un código diferente. El cementerio de los niños no nacidos estará disponible para aquellos que hagan una petición al ayuntamiento, que concederá el permiso a las familias que deseen conseguir un espacio para enterrar a su hijo.

Fuente: www.aragonliberal.es

ABORTO POR VÍA JUDICÍAL EN ARGENTINA

Fuentes: Propias y Claves para
un Mundo Mejor

En el programa de TV, “Claves para un Mundo Mejor” del 17 de marzo
de 2012, Mons. Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, dedicó su habitual reflexión semanal, al reciente fallo de
la Corte Suprema de Justicia de la Nación (12-03-12) que “refiriéndose a un caso particular que llegó hasta su altísima
autoridad, ha realizado una
interpretación en sentido amplio, laxista, del viejo Artículo 86 del Código
Penal que no castigaba el aborto en el caso de una mujer deficiente mental que
había sido violada”.

Cabe señalar también
que la Corte estableció que se le deberá
practicar el aborto a cualquier mujer que manifieste ante el médico, mediante
declaración jurada, que su embarazo es producto de una violación
. La Corte “no exige ni la denuncia ni la
prueba de la violación como tampoco su determinación judicial para que una niña,
adolescente o mujer pueda acceder a la interrupción de un embarazo producto de
una violación”. La posibilidad de “casos fabricados”, “no puede ser nunca razón
suficiente para imponer a las víctimas de delitos sexuales obstáculos que
vulneren el goce efectivo de sus legítimos derechos”
.

Además, la Corte
exhortó a las autoridades nacionales, provinciales y de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires a implementar y hacer operativos, protocolos hospitalarios para la
atención de los mal llamados "abortos no
punibles
”; e indicó a los jueces abstenerse de judicializar el acceso a este
tipo de abortos.

Texto completo de la
alocución de Mons. Aguer
:

“En algunos países en
los que, desde hace años, rige el acceso legal al aborto se vienen verificando
movimientos de opinión e iniciativas dirigidos a aminorar, si es posible, los
efectos funestos de semejante disposición”.

“Tengo registros
interesantes acerca de Italia donde crecen los objetores de conciencia que se
niegan a intervenir aplicando la ley que permite el aborto desde 1978. Son
ginecólogos y personal sanitario en gran número”.

“Un reciente informe
sobre la actuación de esa ley indica que los ginecólogos objetores, a nivel
nacional en Italia, han pasado del 58,7% del 2005 al 62,2% en el 2006 y al 71,5%
en el 2008 que son los últimos datos disponibles. A su vez los anestesistas
paralelamente pasaron 45,7% de objetores al 52,6% y en cuanto al personal no
médico pasaron del 38,6% al 43,3% siempre a nivel
nacional”.

“Pero en algunas
regiones de Italia los ginecólogos que se niegan a eliminar a los niños por
nacer se elevan hasta alcanzar el 85,2%, los anestesistas al 77,8% y el personal
no medico al 87%. O sea que se van a ver en una dificultad porque no van a poder
aplicar la ley precisamente porque ha evolucionado favorablemente la conciencia
de aquellos que se dan cuenta que no han venido a ejercer esa profesión para
matar”.

“Este contexto difiere
muchísimo de lo que ocurre en la Argentina porque allá, ciertamente, el aborto
es una triste desgracia desde hace años pero comienza a esbozarse un retroceso,
un retorno mientras que acá, nosotros, empezamos a acelerar el camino de
ida”.

Y quiero referirme, precisamente, al
reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que, refiriéndose a
un caso particular que llegó hasta su altísima autoridad, ha realizado una
interpretación en sentido amplio, laxista, del viejo Artículo 86 del Código
Penal que no castigaba el aborto en el caso de una mujer deficiente mental que
había sido violada
”.

“Hay una vieja disputa
acerca de cual es el alcance y el sentido preciso de ese Artículo 86 del Código
Penal y la Corte ha interpretado autoritativamente extendiendo esa no
penalización del aborto a todo caso de violación”.

“Claro, ahora el
Presidente de la Corte dice que no se trata de favorecer la legalización del
aborto pero aquí se está produciendo una jurisprudencia autorizada que va a ser
aplicada en muchísimos casos. De hecho,
entonces, hay que decir que la Corte ha concretado la no penalización del aborto
en caso de violación
”.

“La Corte jamás se
atrevería a castigar con la pena de muerte al violador pero sí está castigando
con la pena de muerte al fruto de una violación, añadiendo a ese crimen horrendo
que es la violación este otro crimen que es la muerte del inocente, porque de
eso se trata la inhumación de una vida inocente”.“Y que esto es así se
advierte por las reacciones que ha despertado este fallo con reacciones
favorables en los grupos conocidos de abortistas, en aquellos legisladores de
distintos partidos que incluso han presentado proyectos o se han manifestado a
favor de proyectos para legalizar despenalizándolo el
aborto”.

“O sea que en la
Argentina estamos de ida”.

“Ahora bien, lo
extraño es que la Corte Suprema de Justicia de la Nación falle en contra de la
Constitución. Alguno podrá pensar que no es la primera vez que lo hace pero este
caso es particularmente significativo porque la Constitución, reformada en 1994,
ha incorporado a su texto Tratados Internacionales que defienden el derecho a la
vida desde el instante de la concepción y, además, las reservas que ha hecho la
Argentina en distintas Conferencias Internacionales, aclara que se trata del
niño por nacer desde el instante de la concepción”.

Entonces aquí hay algo muy extraño porque
la Corte Suprema que es la encargada de custodiar la Constitución falla, en este
caso, en contra de la Constitución. Lo que podría haberse propuesto en todo caso
es declarar inconstitucional aquel viejo Artículo del Código Penal que, en los
años ’20 del siglo pasado, haciéndose cargo de una mentalidad eugenésica que
reinaba en la Argentina de la época, ha establecido eso de la posibilidad de que
aborte una mujer deficiente mental violada, Ahora la Corte dice que no es
necesario que sea deficiente mental sino que toda mujer violada puede recurrir
tranquilamente al aborto
”.

“Bueno, pues esto es
la Argentina, por desgracia esto es la Argentina: marchamos alegremente hacia el
mundo del revés”. FIN, 18-03-12

Yo soy ...un ser humano. Mi comienzo embrionario.










 




 


María Nieves Álvarez Peláez, Médico
Proyecto, Mujer, Cultura
y Ecología
Asociación Nuevo Diálogo (ANDI), a favor de los Derechos
Humanos

 

 


























El no nacido como
paciente

José María
Pardo



Yo soy… es algo que
una madre percibe al saber que en su seno va creciendo un nuevo ser, que es su
hijo. Recibe esta llamada del que luego va a recibir un nombre que
–posiblemente– ya ha elegido: Juan, si es chico; María, si es niña.


Esta realidad es
percibida por quién se reconoce madre, es decir, portadora de una nueva vida.
Una vida que es un ser humano, su hijo, y que tiene también un padre. Una
realidad y una vida sobre la que hoy la genética y la embriología, con sus
avances en los últimos años, proporcionan datos desde su comienzo
embrionario.


En efecto, existe
hoy evidencia científica de que la vida humana empieza en el momento de la
fecundación, con la aparición del cigoto. El cigoto es el resultado de la unión
de dos células germinales o gametos. Tras atravesar el espermatozoide la
membrana del óvulo, se fusionan los pronúcleos y aparece una célula humana
totipotencial, que es el cigoto, primera célula embrionaria, que se desarrolla
hasta producir el llamado blastocisto, o embrión de pocos días.


El cigoto contiene
un ADN completo y una identidad genética propia, ya que en su código genético
-el genoma o conjunto de genes que llevan sus cromosomas, y que le es propio-
está contenida toda la información que necesita para que ese nuevo ser humano se
desarrolle de forma completa, hasta que adquiere su condición de recién nacido y
de ser adulto. El genoma determina su identidad, su patrimonio genético, y es la
base de su ser único e irrepetible, abierto al medio del que necesita para su
sustento. Estos genes proceden en un 50% del padre y en otro 50% de la madre. Se
entrecruzan y dan origen al nuevo ser con su cariotipo (juego completo de
cromosomas) propio y distinto de ambos progenitores. Desde el momento en que es
fecundado el óvulo, la nueva vida que se está desarrollando, ya no es ni la del
padre, ni la de la madre, sino la de un nuevo ser humano con su crecimiento y
desarrollo propio.


El embrión crece y
sus células se multiplican mediante el desarrollo biológico de una forma
continua y gradual. Aunque es dependiente de la madre, a la vez es autónomo. Van
apareciendo determinados elementos morfológicos, que van configurando su
fenotipo (figura visible). Todo el proceso está dentro de una unidad vital,
marcada por el programa genético que lo identifica como ser humano. Se trata de
su código genético, tan único y personal que lo hace distinto de cualquier otro
ser humano. Dicho de otro modo: el embrión va cambiando morfológicamente, pero
su identidad sustancial no cambia, sigue siendo el mismo ser humano, único e
irrepetible.


El genoma está en
todas y cada una de las células del embrión. Del genoma depende el crecimiento,
desarrollo y diferenciación funcional de sus células para formar tejidos,
órganos y sistemas. Todo ello surge del cigoto, primera célula totipotencial,
que lleva en sí misma las instrucciones para formar un ser humano completo. El
cigoto es ya una vida humana, constituida al principio por una sola célula que
posteriormente experimenta sucesivas divisiones, dando paso al blastocisto, la
mórula, la gástrula, etc.


Por tanto, no se
puede decir que estas organizaciones celulares constituyan un “conglomerado
celular”, ya que poseen unidad de organización y de vida. Tienen una misma y
única identidad. Su desarrollo corresponde al proceso de un ser vivo,
perteneciente a la especie humana, avalada por el cruce de los genes de sus
padres que le dan una perfecta y única identidad. Identidad que es numéricamente
distinta de la identidad paterno-materna (es otro ser vivo de la misma especie).
En este nuevo ser humano no se da una fase organizativa, embrionaria o fetal,
que no sea humana.


Además de los
mecanismos genéticos, hay una serie de mecanismos bioquímicos que regulan el
proceso de evolución del embrión. Sus células van perdiendo el carácter
totipotencial (capacidad para generar “todo” tipo de células), pero tienen la
capacidad de generar tipos celulares distintos. Este proceso no es arbitrario,
sino que está genéticamente regulado; y así aparecen las células musculares,
nerviosas, epiteliales, cada una de ellas con su funcionalidad
propia.


Esta capacidad de
diferenciación en células funcionales nos indica de nuevo que ya desde sus
etapas tempranas, el embrión es un ser vivo de naturaleza humana. Este ya es así
cuando se establece el diálogo bioquímico entre el embrión y la madre, que es un
mecanismo para controlar que el embrión se dirija y se ponga en contacto con la
mucosa uterina de la madre, dónde va a ocurrir la anidación. A partir de la
anidación, el mismo embrión obtiene de la madre su alimento, que hasta ese
momento le venía del citoplasma del óvulo.


A partir de la
anidación o implantación, en el útero materno se va a desarrollar la placenta
para el intercambio de oxigeno y nutrientes.


Estos son algunos
de los argumentos biológicos para poder afirmar que el ser resultante de la
unión del óvulo con el espermatozoide es un ser vivo y humano. Por ello, este
ser humano que se va desarrollando tiene la misma dignidad y merece igual
respeto que un ser humano adulto. Su ser humano no viene como resultado de ese
desarrollo, sino que es condición previa y necesaria para ese
desarrollo.


Por tanto, a la vez
que se da este desarrollo biológico, no podemos olvidar que nos encontramos ante
un sujeto, un tú, que nos habla desde el código genético, molecular, hormonal y
vital. Este ser vivo establece con su entorno el diálogo propio de la vida,
emitiendo señales inequívocas de que ahí se halla la vida organizándose, con un
desarrollo iniciado desde el primer momento (el cigoto), y hasta su muerte
natural.


Este sujeto
originario es un verdadero "yo soy..." que los investigadores en su observación
objetiva le llamaron embrión, feto, recién nacido; pero es esa identidad única
la que nos dice “yo soy embrión, yo soy feto, yo soy Juan o María”, y la que nos
revelará su fenotipo definitivo de niño y de adulto, su apariencia
externa.


Es importante que
la ley reconozca un verdadero sujeto de derechos vitales en este inicio de la
existencia, es decir, un estatuto biológico, antropológico y jurídico para este
sujeto que es ya un ser humano, una persona desde su origen, y cuya identidad se
mantiene en los diferentes estadios de su desarrollo, ya que este sujeto “yo
soy…” está en peligro por el aborto (IVE).


Con ello está en
juego la protección de la vida humana, de la única especie biológica dotada de
autoconciencia, de pensamiento, de reflexión y capaz de comportamiento ético.
Esta protección constituye el primero de los Derechos Humanos, y sin su
reconocimiento nos jugamos la base que asienta todos los demás
Derechos.

Extraido de www.fluvium.org

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Próxima estación: el infanticidio, «el aborto del post-nacido»

Por Juanjo Romero

Recién nacidos bielorrusos. AFP PHOTO / VIKTOR DRACHEV (Photo credit should read VIKTOR DRACHEV/AFP/Getty Images)

En la prestigiosa revista Journal of Medical Ethics, dos autodenominados especialistas, Alberto Giubilini – Universidad de Monash– y Minerva Francesca – Universidad de Melbourne—han decidido quitarse las caretas, y mostrar el verdadero rostro de la «cultura de la muerte». En el artículo titulado «el aborto del post-nacido, ¿por qué debe vivir el bebé?», ponen negro sobre blanco la cruel coherencia del pensamiento abortista: ¡qué más da dentro que fuera del seno materno!, ¡qué más da que haya vida!.

Los dos bioéticos afirman claramente que «debe ser permitido el ‘aborto del post-nacido’ –matar al recién nacido [sic]— en todos los casos en los que es permitido el aborto». ¿Terrorífico? Congruente, diría yo.

Lo justifican con un argumentario que cuando los provida lo esgrimíamos los abortistas acusaban falsear las verdaderas intenciones:

el aborto está ampliamente aceptado, incluso por razones que no tienen nada que ver con la salud del feto. Demostraremos que:

  1. tanto feto como recién nacido no tienen el estatus moral de persona real
  2. el hecho de que ambos sean personas en potencia es moralmente irrelevante, y
  3. la adopción no siempre interesa a las personas reales

El editor de la revista ha explicado los irrelevantes motivos de la conveniencia del artículo. Sinceramente, creo que debemos darle las gracias. Muchas veces nos preguntamos por los oscuros motivos que mueven a las personas para defender el homicidio, aquí los tenemos claros.

 

 

Pero también pone de manifiesto otros aspectos relevantes. El más cutre es el intento de manipulación del lenguaje alter-birth abortion, apostillándolo con la expresión «matar al recién nacido», por si a alguien le cabe alguna duda, sin despeinarse.

Es un caso claro de «pendiente resbaladiza ética», que se fundamenta precisamente en la expresión «el aborto está ampliamente aceptado», como un peldaño consolidado, y que confirma el juicio de Julián Marías sobre la extrema gravedad precisamente de esa aceptación social del aborto.

Quizá destaque sobre las demás consideraciones el desprecio a la vida. En ningún momento niegan que exista, la ciencia médica y la biológica lo han confirmado, hace tiempo: vida distinta a la madre desde el momento de la concepción. Eso lo admiten. La cuestión ya no es la vida, es el desprecio a la ajena.

En la antigüedad que el feto o el recién nacido tenían vida también era un hecho. Pero solo el cristianismo acabó con el infanticidio, cada persona tenía valor en sí misma, y ese valor no estaba condicionado a la utilidad o autonomía de ese ser: era hijo de Dios. Quizá sea la razón por la que la “cultura de la vida” se esté convirtiendo en una suerte de vía natural para la conversión.

Es curioso que sea otro australiano, el ateo Peter Singer, uno de los principales adalides en propugnar esta vuelta a una sociedad pre-cristiana:

Como los antiguos griegos, deberíamos tener una ceremonia un mes después del parto en la que el infante es admitido en la comunidad. Sólo en ese momento, a los niños se les reconocerían los mismos derechos que a las personas.

La cosa no ha hecho más que empezar, ya veréis.

Extraido de www.infocatolica.com

Huele a vida, huele a Dios.

Huele a vida, huele a Dios.

Se escurría  entre mis brazos; húmedo y cálido a la vez, los ojos cerrados y la cara sonrosada, lloraba y algo buscaba.

La palma de su mano contra mi palma; pequeña y cálida. Queriendo empujar la mía y ésta asiéndola.

Acaricio su piel y lo miro, intento no cegarme con su belleza arrugada. Entonces de entre las sábanas del lecho una mano avanza hacia él, detrás de ella - casi a la par – la otra. Acercándose hacia mi persona pero con otro objetivo. Lo cogen con firmeza y con cariño, lo alejan de mi hacia un pecho. El busca con sus labios y las manos lo acarician. Come y calla, guarda silencio.

Es sujetado, apretado y amado a la vez.

Unos ojos me miran, y mi mirada con la suya se cruza; son hermosos, y de ellos se escapan dos lágrimas de felicidad que recorren las rojas mejillas de su dueña. Me miran y con su única dulzura son capaces de darme felicidad.

Más abajo unos labios que se abren, y una sonrisa que sola resplandece. De los labios hacia mi sale un suave pero directo “te quiero”.

Un brazo se alarga y una mano mi muñeca agarra, me empuja hacia su persona. Me postro en la cama.

La miro y me mira, los cuatro ojos su mirada bajan y entonces le vemos a él.

Veo el fruto del cariño, veo el fruto de un amor concebido tiempo atrás; lo toco y me enamoro, la toco y me vuelvo a enamorar.

Tan pequeño y tan grandes las ilusiones. Lo miro y lo huelo: huele a vida, huele a Dios.

 

Todos los días tenemos la obligación de defender la vida: el 25 de marzo habrá movilizaciones por toda España.

¡¡¡¡ACUDE!!!!

Por los hijos que  no nacieron y por los que tienen que nacer.

Clínicas privadas británicas practican abortos si las madres no están de acuerdo con el sexo de sus hijos

 

Algunas clínicas privadas británicas aceptan practicar abortos a mujeres embarazadas que no quieren tener al bebé una vez conocen su sexo, especialmente en el caso de fetos femeninos, asegura hoy el diario británico The Daily Telegraph. En un reportaje, realizado mediante grabaciones con cámara oculta, el rotativo relata cómo algunos médicos de centros privados acceden a realizar abortos motivados únicamente por el género del feto, práctica ilegal en el Reino Unido.

(Agencias) Los reporteros del diario visitaron, acompañados de mujeres embarazadas, las consultas ginecológicas de nueve centros sanitarios privados del Reino Unido, en las que intentaron concertar una operación de aborto porque no estaban satisfechas con el género del feto.

En tres de las clínicas, los doctores accedieron a realizar la operación a un precio que oscila entre las 200 y las 640 libras (entre 240 y 760 euros) y, en una de ellas, incluso se ofrecieron a falsificar los papeles de la intervención.

En un caso, la mujer, embarazada de ocho semanas, explicó a una doctora de una clínica de Manchester (norte de Inglaterra) que quería abortar porque iba a tener una niña, a lo que la doctora accedió.

En otro, una mujer embarazada de un feto masculino de 18 semanas consiguió concertar una operación de aborto en una clínica londinense bajo el pretexto de que, como ya tenía un niño, quería una niña.

Una ley británica de 1967 establece que los médicos podrán poner fin a embarazos de hasta 24 semanas si la salud física o mental de la madre está en peligro, pero nunca para escoger el sexo del bebé. En 2010, en Inglaterra y Gales se produjeron 189.574 operaciones de aborto, un 8 por ciento más que hace diez años.

En 2007, un estudio de la Universidad de Oxford (sur de Inglaterra) señaló que entre 1969 y 2005 habían aumentado los casos de selección del sexo del bebé mediante abortos, especialmente en los nacimientos de niñas entre la comunidad hindú establecida en el Reino Unido.

Fuente: www.infocatólica.com

Abby Johnson afirma que el aborto se ha convertido en un 'virus' que se ha infiltrado en la sociedad.


Por Maria Elena Vizcarro:

Abby Johnson, exdirectora de una clínica especializada en abortos en Texas (EE.UU.), autora del libro “Sin planificar” , afirma que el aborto se ha convertido en un “virus” que se ha infiltrado en la sociedad.

Se sometió a dos abortos y en el libro cuenta cómo un día en la clínica que trabajaba la necesitaron para practicar un aborto (ayudar en la ecografía): “No podía imaginar hasta que punto esos 10 minutos sacudirían la base sobre la que se asentaban mis valores y terminaría cambiando mi vida”. En el libro relata cómo el médico introdujo la cánula y cuando el feto la sintió, comenzó a dar patadas; al conectar la succión (uno de los métodos para realizar abortos) “vio un cuerpo minúsculo retorcerse violentamente”.

Afirma que los trabajadores y voluntarios de ambas partes (pro-choice y pro-vida) tiene como objetivo ayudar a la mujer y ofrecerle la mejor atención pero la diferencia estriba en que los que apoyan el aborto la ayudan en el preciso momento de la crisis mientras que los pro-vida lo hacen a largo plazo, mirando lo que es mejor para la mujer.

Explicó también que el aborto deja a la mujer con secuelas de “dolor, culpa y sobrecarga emocional” que en muchos casos pueden durar de por vida. No sólo daña a la mujer sino a toda la familia y personas cercanas provocando un “efecto dominó”.Según publica el Ministerio de Sanidad, el número de abortos realizados en España en el 2010 fueron: 113.031 abortos lo que supone un 1,3% más que en el 2009 en el que abortaron 111.482 mujeres. En cifras absolutas han sido de 1.550 abortos más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La sordera moral respecto al aborto es hoy en día la ley educativa de Occidente

 

La desaparición de la piedad es una noticia que supera la crisis del euro y cualquiera otra noticia. Una chica de dieciséis años ha abortado, esto es, se ha liberado, (…)

La desaparición de la piedad es una noticia que supera la crisis del euro y cualquiera otra noticia. Una chica de dieciséis años ha abortado, esto es, se ha liberado, aniquilándola, de una criatura humana concebida en su seno, después y a causa de una campaña orquestada con las mejores intenciones por sus padres en nombre de un valor social sordo a cualquier rémora de tipo ético (de buenas intenciones está empedrado… etcétera). Padre y madre han pedido también una orden judicial para obligarla a abortar, sin obtenerla por el momento, y llegando al mismo objetivo mediante la persuasión y conduciendo de la mano al patíbulo de la vida a una niña recalcitrante. En tiempo litúrgico, como dirían los católicos y como dice la tradición cristiana, de Adviento. La historia la ha explicado Cinzia Sasso, periodista de la Repubblica y first lady de la Milán progresista y acomodada. Es una maldita y simple historia.El sexo de los adolescentes, protegido o no protegido desde el punto de vista sanitario y conceptivo, es un dato de hecho aceptado y finalmente protegido en un amigable rechazo de las inhibiciones por parte de las familias, de la mayoría de los profesores, de las amigas o amigas mayores y de cualquier otra pálida autoridad superviviente. Si tienes dieciséis años, si eres inquieta y estás enamorada o simplemente eres aventurera y decidida, y los sentimientos o las pulsiones te ordenan seguir sin demasiados problemas las tormentas hormonales de tu edad, entonces la máxima sugerencia cautelar que la escuela, la familia o el estado sanitario te ofrecen es el de garantizarte un preservativo […]. Pero las consecuencias del amor no prevén el laico y fatalista «haz lo que debas hacer y que pase lo que daba pasar», y menos aún el agustiniano «ama (dilige) y haz lo que quieras»; no, la regla ética moderna y despiadada dice que estás autorizado a hacer lo que quieras, porque eres un sujeto libre, siempre que evites el riesgo de las consecuencias de aquello que haces, incluso si entre las consecuencias se encuentra la vida humana inocente de un ser concebido para la libertad de nacer y de existir. Ésta es la atroz lección transmitida a la chiquilla.

La sordera moral respecto al aborto es hoy en día la ley educativa de Occidente […]. Lo es hasta el punto que el tribunal familiar llama en su ayuda al tribunal civil, porque la cultura prevaleciente es la de Obama, que llama «incidente» y «riesgo» al hipotético embarazo de una de sus hijas, es la hoy en día difundida en las consideraciones de los hombres y mujeres comunes: las chicas y los chicos deben ser comprendidos, apoyados y educados según los principios de crítica y deconstrucción de toda posible autoridad o prohibición, pero entre tanto libertarismo surge la idea de que deben ser obligados a defenderse de la agresión de una criatura nueva, del evento patológico del parto, criatura y parto que finalmente, apoyándose en la ley, es totalmente lícito impedir en nombre de una vida que sería golpeada y devastada por una maternidad precoz. Como si la interrupción precoz de la maternidad no fuese una devastación de conciencia y de espíritu infinitamente superior a cualquier síndrome post parto. Como si no contase nada, y no cuenta nada, el respeto hacia el tercero incómodo, hacia el embrión formado, único e irrepetible destinado a sucumbir por el peso de una toma de posición ideológica o sociológica.

Incluso los hombres de iglesia se sienten obligados a sociologizar el problema, a presentarse, como el director del periódico católico [Avvenire] llamado a comentar la historia, «entristecido» por un aborto que no se puede aceptar, pero lleno de comprensión por las ansias de los padres y por la situación en la que se ha encontrada la muchachita. La comprensión para quien puede decidir desde su posición de fortaleza la existencia del débil es sólo la otra cara del trato despiadado infligido a la víctima de una inversión de todos los valores de la vida y del amor. Que no me molesten más estos católicos comprensivos con su querido tema del amor y la solidaridad. Quédense con esas palabras falsamente religiosas y déjenme una laica y sagrada piedad.

Publicado en www.ilfoglio.it

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres