Blogia
barbastroporlavida

Bajo el lema de "Sí a la vida"
miles de personas han acudido a la manifestación del «Día Internacional
por la Vida»
que se ha celebrado en Madrid, y que ha transcurrido desde
la Plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol.

La organización ha cifrado
la asistencia en más de 120.000 personas. Una gran pancarta con el lema "todos
tienen derecho" presidía la concentración.

Ayudar a la embarazada que sufre
presiones
Carmina García-Valdés, directora de la Fundación RedMadre, y
miembro de la coordinadora de esta manifestación que ha contado con 48 entidades
convocantes dijo que "decir Sí a la Vida, es estar al lado de la mujer
embarazada que sufre presiones familiares
, laborales, médicas o
sociales para abortar, en contra de lo que su corazón desea: ser madre.
El aborto es una forma de violencia contra la mujer, el aborto
es un atentado contra la salud y la libertad de la mujer, es una terrible
decisión que marcará trágicamente el resto de su vida".

El trauma del post-aborto
La
directora de RedMadre señaló que "el trauma que sufre una mujer tras
abortar a su hijo es compartido
, así mismo, por el padre de esa
criatura que la ha abandonado, por los abuelos que han llevado a su hija a
abortar (a su propio nieto) en contra de su voluntad, por la sociedad entera que
ha dejado sola a esa mujer y no le ha prestado el apoyo necesario para ser
madre".

El aborto no es
solución...
García-Valdés manifestó que "el aborto no es la solución
ante un embarazo imprevisto, es un drama personal, familiar y social. Todos
perdemos mucho, muchísimo, cuando se elimina la vida de un niño en el vientre de
su madre. Sólo ganan los empresarios del negocio del aborto, que ganan
dinero con la muerte de los seres más indefensos
y con la muerte en
vida de sus madres y padres. Debemos estar convencidos de lo mucho que podemos
hacer entre todos, para que ninguna mujer se vea abocada a abortar por falta de
apoyo, de ayudas o de alternativas válidas para ella y para la vida de su
hijo".

Soluciones para
las mujeres
Por último, la activista provida encargada de RedMadre
gritó que "decir Sí a la Vida es apoyar, acompañar y ayudar a la mujer
embarazada, para que nunca esté sola
. Es ofrecerle todo nuestro cariño,
nuestra comprensión, nuestro esfuerzo por dar soluciones a cada uno de los
problemas que pueden rodear a ese embarazo: soledad, desamparo, falta de
recursos, de un trabajo, de un hogar. Hoy, aquí, manifestamos todos juntos
nuestro compromiso con la Vida, del niño por nacer, de su madre embarazada, del
discapacitado, del anciano".

Leyes injustas que deben
derogarse
Todo un ambiente de fiesta para, como destacaba la portavoz
de Derecho a Vivir (DAV), la doctora Gádor Joya, "demostrar la unidad cívica en
defensa de esta causa justa, la de la dignidad humana; las leyes pueden
aprobarse, pero las leyes injustas se derogan. Tenemos la perseverancia, la
imaginación y la alegría necesarias para atraer cada vez a más conciudadanos.
Los políticos deben elegir. O están con la sociedad o están contra
ella.
O con la vida o contra ella".

"Hoy estamos juntos por una
causa justa: la defensa de la vida humana. Estamos aquí para volver a
poner la dignidad de la persona en el centro de la democracia.
Estamos aquí, una vez más, porque no aceptamos que la vida de los más
vulnerables sea objeto de los experimentos políticos".

Jamás aceptaremos estas leyes
injustas
"Las leyes se aprueban- continuó la doctora y portavoz
pro-vida-. Y las leyes injustas se derogan. La constitución española afirma que
todos tienen derecho a la vida. (...) Jamás aceptaremos el aborto como
un hecho inevitable
en una sociedad civilizada. Jamás aceptaremos que,
en aras de una falsa piedad, se pueda acabar con la vida de aquellos que se
encuentran al final de la misma o padecen alguna discapacidad".


"Tenemos el poder de nuestro voto, tenemos la razón
científica, jurídica y moral de nuestro lado".

Agradecimiento y compromiso de
todos
Por último, Gádor Joya, dió un agradecimiento a todos los
participantes de esta manifestación: "A todos vosotros, queridos amigos, a todas
las personas que hoy están celebrando el Día Internacional de la Vida en 80
ciudades de España, resto de Europa e Iberoamérica, gracias por vuestro ejemplo.
(...) Hoy los niños por nacer, los enfermos, los ancianos y los que son
distintos están más seguros gracias a todos vosotros
. Hoy la vida es un
poco mejor y más civilizada gracias a todos vosotros."

Pacto por la
maternidad
La portavoz de la Fundación Madrina, Yolanda Melul, ha
pedido un “gran pacto social” a favor de la maternidad para
proteger a las “miles de mujeres” que sufren graves dificultades debido a que su
maternidad “se convierte en un motivo de exclusión laboral y social”.

Empresarios del negocio del
aborto
La presidenta de la Federación Española de Asociaciones
Provida, Alicia Latorre, ha advertido de que “la cultura de la muerte” no tendrá
la “última palabra” y ha invitado a sus “cómplices”, como los
empresarios del “negocio del aborto”, a dejar atrás “ese oscuro
camino”.

Manifiesto por la vida
El
cineasta Miguel Ángel Tobías, presentador del acto, fue el encargado de leer el
Manifiesto final, en el cual las organizaciones defensoras de la vida y la
familia convocantes, en representación de millones de españoles, han apelado a
la sociedad "para que se avive la conciencia del valor de toda vida
humana y se exija su respeto y protección legal
, desde la concepción
hasta la muerte natural", proclamando y festejando "el don de la vida, como un
derecho natural, primordial e innegociable de todo ser humano". Un mensaje con
destinatarios concretos:

• A todas y cada una de las fuerzas
políticas, para que incluyan en sus programas electorales el compromiso de
defender la vida
y cortar el paso a la cultura de la muerte,
solicitando la abolición de toda legislación permisiva del aborto y el rechazo a
todas las iniciativas que facilitan la eutanasia y la manipulación de los
embriones humanos, así como la exclusión, en nuestra sociedad, de cualquier
forma de condescendencia con el terrorismo y el maltrato.

A los
medios de comunicación, para que difundan una imagen positiva de la
vida
, de la maternidad y del embarazo.

A los poderes
públicos, que deben ayudar a la mujer embarazada
y establecer políticas
activas de apoyo al nacimiento de nuevas vidas, con especial protección a los
discapacitados, ancianos y enfermos terminales, desarrollando los cuidados
paliativos.

• A los profesionales sanitarios, para solidatizarse y
exigir que se respete su derecho a la objeción de conciencia
.

• A las fuerzas del orden: para respaldamos, su combate del
terrorismo, de los crímenes de sangre y del
maltrato
.

"Los participantes en esta manifestación nos
comprometemos a trabajar activamente por la defensa de la vida y de la
familia
, sea de forma individual o uniendo nuestras voces a las
organizaciones que luchan por estos ideales", concluía el
Manifiesto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres